viernes, 22 de septiembre de 2017

El Observatorio Madrileño exige al Parlamento la aprobación de una Ley de protección integral al Colectivo LGTB

Por Fundación Arcópoli

Las personas LGTB necesitan una protección integral de sus derechos para los que la ley LGTB presentada en el Congreso es una magnífica oportunidad de poder establecer herramientas claras en materias donde las leyes autonómicas no alcanzan.
El Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, proyecto de la asociación madrileña Arcópoli en el que participan otras 15 entidades de la Comunidad de Madrid y que trabaja directamente los casos de incidentes de odio y discriminatorios al colectivo LGTB desde el 1 de enero de 2017 hasta hoy tiene registrados 217 incidentes de este tipo solo en la Comunidad de Madrid, lo que demuestra la situación de desprotección que aún sufre el colectivo LGTB.
El Observatorio ve vital la aprobación de una ley que pueda desarrollar medidas para luchar contra la discriminación al colectivo LGTB en campos como asilo y refugio, currículum educativo, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Instituciones Penitenciarias, el Ejército o las embajadas y consulados, así como proteger a Ceuta y Melilla en las competencias que no tiene transferidas.
Desde el Observatorio vemos imprescindible una ley específica LGTB como la recién aprobada en Malta y no una ley antidiscriminatoria en general como en Reino Unido o Alemania ya que las leyes generales que tratan la discriminación, como la ley española sobre la Intolerancia en el deporte trabajan algunas discriminaciones pero postergan a menudo las medidas contra la LGTBfobia, al ser controvertida aún nuestra visibilidad en algunos ámbitos como deporte o el  ejército, algo que no podemos permitirnos. Algunas administraciones siguen sin implicarse contra la LGTBfobia.
La situación legal que tenemos ahora con leyes autonómicas exclusivamente provoca que por ejemplo una persona que ofrecía curar a las personas LGTB en Madrid haya puesto su sede en Toledo, donde no hay ley aplicable. Esto es inadmisible y debemos tener una armonización para que todas las personas LGTB tengan sus derechos salvaguardados.
España debe seguir siendo la referencia LGTB en la que se ha convertido. En los últimos años hemos retrocedido a nivel estatal en el índice LGTB de ILGA Europe, donde solo hemos progresado gracias a los avances autonómicos de Cataluña, Extremadura, Comunidad de Madrid, Región de Murcia o Islas Baleares, pero medidas como eliminar Educación para la Ciudadanía que nos restaba presencia en las aulas, nos hizo retroceder.
La mayoría de los agresores son menores de 30 años, lo que implica que hay un fallo educativo en materia de respeto e igualdad. Por ello exigimos que la ley LGTB profundice en una educación en valores, que hable de todas las realidades sociales y familiares.
Por último, queremos señalar que es vital que haya sanciones administrativas para complementar el sistema de sanciones penales como ocurre en la regulación del tráfico o en la intolerancia en el deporte. Tenemos comprobado que apenas un 25% de las víctimas que llegan al Observatorio acuden a los tribunales, por lo que solo las medidas penales son claramente insuficientes.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Salud mental & capitalismo: Mujeres encerradas

cuerpos_manicomio_caja_05

Josefina López Mac Kenzie y María Laura D’ Amico
Revista Anfibia

Manicomios, decálogo de la denigración

En Melchor Romero, a diez kilómetros de La Plata, funciona uno de los tres grandes neuropsiquiátricos estatales de la provincia de Buenos Aires. En un edificio rodeado de un gran parque hay 526 personas internadas; de ellas, 217 son mujeres. Algunas viven ahí desde hace 30, 40 y hasta 60 años. Aisladas, con la memoria de los tratamientos de electroshock y sin derecho a la intimidad, sus destinos están atados a una cuestionada institución que debe desaparecer en el año 2020. Ella acepta conversar en la penumbra de la sala, mirando hacia una puerta por donde se quiere meter la mañana.

Disfruta de observar los pájaros sobre los árboles, y sonríe en ese acto sencillo. Carmen es una de las mujeres con más manicomio encima: acaba de pasar sesenta inviernos en el hospital Alejandro Korn. Es también una de las pocas pacientes que no toman medicación psiquiátrica. Y la única que todos los días deja su sala con algún objetivo: conseguir hilo para bordar, cortar flores de los jardines, hacer mandados. Si tiene plata, compra masas finas en una panadería que queda a unas cuarenta cuadras. Cuando se cansa le pide a algún policía que la devuelva en patrullero, gratis.

−¿Qué me va a pasar? −dice.

Otras mujeres llevan demasiado tiempo alojadas en este neuropsiquiátrico público creado a fines del siglo XIX a diez kilómetros de La Plata, en un predio verde y abierto pensado para transmitir la ilusión de la libertad. América vive ahí hace 43 años; Ana, hace 38; Beatriz, hace 35. Sus nombres reales son otros y la lista es larga. Casi todas llegaron con “esquizofrenia paranoide” y sin obra social cuando tenían entre 20 y 50 años y eran solteras sin hijos, madres solteras o viudas. Estaban “enfermas de los nervios”. “Trastocaban la vida familiar” con sus conductas. Tenían alguna pena de amor, algún aborto o habían sufrido algún abuso.

Ayer “enfermas” y hoy “usuarias” del servicio de salud mental, todavía habitan las salas de pacientes crónicas, soportándose y soportándolo todo, comiendo poco y feo, sin derecho a la intimidad, al silencio, a la soledad. Para el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias (GTDA) de la ONU, en historias como éstas existe una privación de la libertad arbitraria. En mayo, después de su segunda visita oficial a la Argentina, el GTDA difundió un informe preliminar que enfoca casos “alarmantes” de personas confinadas hasta 63 años en instituciones “sin perspectivas reales de liberación por carecer de recursos y de redes sociales para vivir en la comunidad”, a pesar de lo que plantean la ley nacional de salud mental y su par provincial, en marcha desde 2013. Este universo incluye las internaciones eternas de personas con padecimientos mentales que salieron del sistema penal.

Es el caso de una mujer de 87 años, madre soltera y ama de casa, que en 1984 llegó a Romero desde la cárcel de Olmos, donde estaba presa por homicidio, y aunque obtuvo el alta lleva 33 años en las fauces de la maquinaria psiquiátrica: no tiene a dónde ir. En otras palabras, aunque no haya más internaciones forzosas y las puertas de Romero −el primer neuropsiquiátrico open-door que tuvo el país− estén más abiertas que nunca, cuando las familias no existen, no pueden o no quieren cuidarlas, estas personas dependen del apoyo del Estado para cruzar el muro. Eso es lo que la ONU le exige al gobierno argentino para concretar un desafío de la envergadura del cierre de los manicomios.

Carmen y los electroshocks

Carmen (85) tuvo una infancia alegre; le gustaba pasear por Villa Domínico, hizo hasta cuarto grado y trabajó en una fábrica de botones hasta que murió su madre adoptiva. No se casó ni tuvo hijos. El 1º de julio de 1957, hace sesenta años, su hermana la internó en Romero, donde le diagnosticaron “esquizofrenia paranoide”. Otros médicos escribieron: “HISTERIA”. Tenía 24 años y “tendencia al suicidio”. Había estado internada en el Policlínico de Lanús. Al Korn llegó un poco desorientada y preguntando si ahí también la iban a castigar. La respuesta llegó rápido. En los primeros diez días la sometieron a diez comas insulínicos que para los médicos no dieron resultado.

Se le indicó entonces un tratamiento con electricidad. “Luego de practicados varios shock muestra remisión sintomatológica”, escribe alguien en su maltratada historia clínica el 15 de agosto de 1957, y esto motiva su alta. Pero al año siguiente Carmen vuelve al neuropsiquiátrico y eso significa la vuelta a los comas profundos (treinta en total) y a los electroshocks “cada día y medio, hasta completar veinte”. El cóctel de electricidad, insulina y contención mecánica continuó cinco años más. Medio siglo después, mientras mira los pájaros por la puerta entreabierta de la sala Bejarano y se hace crecer un rodete gris sobre la tapa de la cabeza, ella denuncia esas prácticas con palabras −algunas más comprensibles que otras− y con gestos: las manos en las sienes, la mueca de morder algo duro y el dolor en el rostro. Luego se envuelve con sus propios brazos para recordar que llegó a Romero en ambulancia y “como un matambre”. −Eso no se hace −repite.

Al parecer se hizo hasta hace poco. Durante una recorrida a pie por el predio una mañana en que la bruma borra las copas de los árboles, una trabajadora del hospital asegura que ella presenció una sesión en 2011. En 2014, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) incluyó “la persistencia de intervenciones como el electroshock” en una extensa presentación judicial sobre condiciones de vida en Melchor Romero que terminó con la intervención de la Dirección Asociada de Psiquiatría de este hospital.

Y el año pasado, el Órgano de Revisión Local (ORL) de Salud Mental bonaerense adhirió a una resolución de la Secretaría de Salud Mental de Jujuy que prohíbe la “terapia electroconvulsiva”. Pero algunos profesionales consultados en Romero para esta nota relativizan la demonización de esta práctica:

“El tema es el abuso que se hizo de esto acá”, distinguen. Y agregan que, salvo por el impacto visual que produce en los testigos, no es peor que bloquear las emociones de las personas con psicofármacos; llamarlas por el apellido a los gritos; dejarlas sin privacidad; o manejarles los cuerpos con traslados entre salas y modos de vestirse.

−La anulación de ese otro, la masificación, la pérdida de singularidad −resume Andrea Tomasini, trabajadora social del neuropsiquiátrico−.

Que sea para todos lo mismo. En seis décadas, Carmen conoció todo este decálogo de la denigración. Por milagro, a su cuerpo ágil y menudo le queda resto para pasear por Melchor Romero, su barrio; un pueblo armado en función del hospital cuando se diagramó la ciudad de La Plata y se fue empujando a esa zona a los locos, a los retrasados mentales y a los presos. Ella sale del hospital todos los días, aunque el personal de seguridad tienda a pararla, por vicio institucional o sobreprotección.

Por ahora siempre vuelve. Su capital es la voluntad.

Ana y el paraíso terrenal

Los electroshocks también se hacían en la institución de Lomas de Zamora de donde huyó Ana (79). “Dos veces me escapé de ahí”, dice, e igual que Carmen representa estos experimentos con las manos en las sienes. Ana dejó la escuela primaria para ir a limpiar a lo de una señora. Nunca se casó ni tuvo hijos.

A Romero llegó con su madre desde Villa Ballester, en 1979. Tenía 42 años y un cuadro de “esquizofrenia paranoide residual”. La ficha de ingreso informa que se negaba a comer. La opinión de Ana es que la internaron por trastornos en los intestinos y estar “enferma de los nervios”. −A mí me trajeron engañada. Llegué acá a la una de la tarde, en ambulancia. Los informes institucionales dicen que, si hubiera tenido dinero, su familia la hubiera podido “externar”.

Hoy sólo la visita su hermana, que es peluquera y una vez al mes le corta y tiñe de negro el pelo lacio, ahora corto, tesoro de su juventud.

También le lleva obleas rellenas, le deja unos pesos y le regaló la lámina en tonos naranja que está pegada contra la pared y enmarca su cama. Su vida.

−Es un ángel del paraíso terrenal, se merece el cielo y la tierra entera −dice, y muestra unas zapatillas blancas sin cordones que le regaló su hermana, su ángel, la última vez.

Ana tiene pocas pulgas. Cuando se enoja levanta la voz y manda a la mierda revoleando un brazo por encima del hombro. Si está de buen humor canta canciones de iglesia y conversa. Cuenta que a ella le decían “muerta de hambre” y con razón, porque no tiene a dónde ir. Y que recordarlo le “pudre la sangre”.

−El pasado pisado −prefiere. Los 38 años de encierro han hecho un trabajo implacable en su cuerpo: está muy encorvada, siempre parece cansada y pesa 37 kilos. Llegó a pesar 30 y depender de cuidados intensivos. Hasta hace poco salía a hacer mandados e iba a misa en la parroquia del hospital.

Pero en una caída desde su propia altura se fracturó el brazo derecho y ya casi no deja la sala Bejarano, que habita con 26 compañeras de vida no elegidas. Como en otras salas de mujeres del Korn, hay poca ventilación y pocos espejos, un comedor gris y un baño sin puerta. Dos perros y gatos de todo tamaño y color andan por las camas, las frazadas y los roperitos.

En el hall de entrada se exhiben carpetas con el apellido de las pacientes en el lomo; están divididas en la historia clínica y la psiquiátrica, como quien escinde cuerpo y alma. Y afuera se juntan colchones viejos y sillas de ruedas desvencijadas.

−La comida es una porquería −dice Ana−. Ni los chanchos comen esto. El desayuno se sirve entre las 5 y las 6, el almuerzo a las 11 o 12, la merienda tipo 3 y la cena a eso de las 7. Varias mujeres de esta sala mendigan comida. Ana a veces pide “el refuerzo” (un par de galletitas, un huevo duro, un pedazo de queso) y se lo da a una mujer que vive postrada en otra cama.

−Ella antes era linda y trabajaba −señala. Experta en nombres y apellidos, edades, fechas de cumpleaños, y circuitos de mujeres por el hospital, se acuerda de una que llegó de la sala Maldonado: “Esas eran bravas…”. De la que se fue “a vivir con la hija”. De otra que cazaba palomas al vuelo y se las comía crudas. Y de una española de La Coruña que “tenía una hija con plata que la dejó acá. Murió en la guardia”. Su capital es la memoria, robusta en su cuerpo frágil. Y con ella lee el paso del tiempo. Su deseo actual es salir a visitar a su madre, que tiene 90 años y se está quedando ciega en Villa Ballester. Pero no se ilusiona mucho: no tiene plata. (*)

Edith Piaff 

“Mujer con muñeca”, la foto que Helen Zout le sacó en Melchor Romero para la serie El dolor, es de 1989, cuando ella tenía 44 años y ya llevaba nueve internada. Era viuda. En ese instante en blanco y negro que dio la vuelta al mundo, ella sostiene, absorta, una muñeca de trapo. De fondo se ve la sala del hospital que esta profesora siguió habitando hasta el 29 de junio pasado. Ese jueves, a media mañana, la externación de esta paciente histórica sorprende a los trabajadores del Centro de Atención Primaria en Rehabilitación (Caper), que tienen su foto más famosa pinchada en un panel del consultorio y corren a despedirse, conmovidos. −Gracias, muchas gracias por todo. Y sigan trabajando por los pacientes −dice la mujer, desde el auto que la traslada con unas pocas cajas donde caben sus pertenencias, 72 años de vida y 36 de manicomio.

−Me alegra que te vayas de este lugar −la alienta tomándole las manos Sandra Vitale, jefa del Caper. Una vez que el auto se aleja, la médica se permite la emoción:
− ¡Que lo parió! −.

Sabe que su destino no es una casa sino otra institución, privada, que quizá no garantice días mejores. Este centro de salud para personas internadas funciona en el hospital desde 2001 y, dentro del Movimiento por la Desmanicomialización de Romero (MDR), pelea por “un proceso de sustitución del manicomio democrático y sustentable”. En su fachada un mural dice Libertá. Movimiento. Amor. A pocos metros hay una sala de varones y una de mujeres. Y al lado un edificio con faja de seguridad guarda un voluminoso depósito de papeles y carpetas abandonados a su suerte.

En la sala F, donde vivió la mujer con muñeca, quedan su cama vacía, un almanaque 2014, algunas otras fotos suyas y lo mejor: el recuerdo de sus canciones en francés, que explica por qué alguien anotó en su historia clínica “Edith Piaff” en birome azul. Por lo demás, es una mañana como cualquiera: una enfermera acomoda pastillas en una bandeja de madera; una muchacha desnutrida enfila al comedor; una mujer espera el almuerzo doblada en una silla plástica; y una señora ciega pide García Lorca en braille (quiere Bodas de sangre y poemas). Hay cucarachas, una rata muerta y las ventanas están cerradas. Afuera, en la inmensidad del predio, una figura camina cargando bolsas; asoma momentáneamente entre plátanos, pinos y hojas secas, y desaparece en la bruma. Más allá, un muchacho teñido de amarillo fuma en soledad sobre un tronco. Se oye el motor de un camión que recoge ropa sucia de las salas en bolsas de tela roja. Y llegan ruidos desde la sala D, donde hay refacciones en marcha. Entre los andamios, en un mural con dibujos infantiles en colores, se lee: No seamos normales, seamos felices. También: Vivir solo cuesta vida.

“Todos tienen que salir”
Al cierre de esta nota quedaban 526 personas internadas en Melchor Romero, uno de los tres grandes loqueros estatales de la provincia de Buenos Aires. De ellas, 217 son mujeres, distribuidas en distintas salas. En las de crónicos ya no se permiten nuevos ingresos, aunque a veces ocurren; son personas sin redes de afecto o personas en situación de calle, que encuentran una cama y un plato de comida. −Todos están mal internados y tienen que salir −dice Belén Maruelli, médica generalista del Caper−. Pero para mí la gente grande, que ha sido encerrada y torturada muchos años acá adentro, debería ser la primera en salir, para poder vivir de otra manera los años que le quedan, y porque no me gustaría que nadie más se muera acá adentro. En 2014 desapareció ahí Bernarda Saucedo (84), una mujer institucionalizada por medio siglo a la que la Justicia nunca buscó; en su historia clínica dice que pasaba hambre en la casa donde limpiaba, que la internó esa familia en complicidad con su novio y que cuando llegó al Korn creyó entrar en una morgue. En 2015 falleció Celina Trezeguet, una obrera de frigorífico que pasó 74 años encerrada. Las muertes y su falta de investigación abundan y son motivo de denuncia constante del CELS y la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires (CPM). −Toda muerte en un sistema de encierro es dudosa −define Maruelli, miembro de la “comisión de óbito” de Romero, y señala que allí la probabilidad de morir es de cuatro a diez veces mayor que afuera, aun cuando hay un hospital general enfrente. Las causas principales son infecciones generalizadas, neumonía, insuficiencia cardíaca, broncoaspiraciones y cáncer. 

−¿Cuánto queda de manicomio?

Según la ley, hasta 2020. Yo creo que no se va a llegar, porque se necesitan condiciones materiales afuera y parecería que no hay una intención clara de financiar externaciones sustentables. Equipos interdisciplinarios que puedan trabajar como corresponde con las personas, casas para que vivan afuera y curadurías que puedan recorrer este cambio paradigmático para garantizar el acceso a las personas sin dinero. Muchas veces se traba ahí. Yo lo veo re difícil. En 2015, la escasez de recursos humanos y el estado deficiente de este edificio llegaron hasta la Corte bonaerense, que le dio a la Provincia un año para resolver ambos temas.

Hoy faltan trabajadores sociales y psicólogos, y no hay acompañantes terapéuticos del hospital para las personas internadas; entonces, aunque no todas accedan a una pensión (muchas ni siquiera tienen DNI), para afrontar su reconexión con el afuera se tienen que financiar un acompañante personal. En Romero, la transición hacia un país sin manicomios va lento, pero hay algunos jirones de cambio. Por ejemplo, tres salas de la Dirección Asociada de Psiquiatría, que hoy dirige la psiquiatra Patricia Pauluc, ya están a cargo de profesionales que no son psiquiatras −dos trabajadores sociales y una psicóloga−. Por otro lado, una mesa permanente −creada por orden judicial− reúne a organizaciones políticas (el MDR, la CPM, el CELS) y representantes del hospital, del Poder Ejecutivo provincial, de curadurías y del ORL. Y también se estrenó un protocolo que pone patas para arriba la lógica de la circulación: ya no hay que autorizar a personas como Carmen sus salidas por el predio o por la ciudad, sino justificar cuándo −y por qué y por cuánto tiempo− no pueden salir.

Otro avance es que hay menos silencios: las y los pacientes, mezclados con trabajadores, dirimen en asambleas cuestiones de convivencia y condiciones de vida: desde qué perros castrar o admitir en las salas hasta cómo exigir comida digna; se empezó a poder hablar de la híper medicación y de los abusos sexuales intramuros; y van apareciendo nuevas preocupaciones: “En el Caper −advierte Maruelli− empezaron a consultar por incontinencia urinaria: cuando la gente empieza a andar en colectivo o a insertarse un poco más en la comunidad necesita no estar toda meada, porque sabe que eso de alguna manera lo aleja de otras personas. Los motivos de consulta clínicos están cambiando y eso tuvo que ver, para mí, con ubicar a las personas como sujetos de derechos”.

*** La salida del manicomio está en la 175 y 520, una avenida partida por un bulevar gris donde camiones, motos y colectivos escupen humo a los vendedores en los semáforos. Es Romero, una de las localidades más pobladas de La Plata, llena de barrios, villas y quintas, que en 1884, cuando se inauguró el hospital, tenía poco más que una estación de ferrocarril. Ese mundo de ruido espera a quienes pasaron décadas aislados. −El cajero. El colectivo. La Sube. Los turnos por internet. Los trámites. A veces te piden que les conviertas la plata a australes… −enumera Camila Azzerboni, trabajadora social y militante del MDR−. Vos tenés que acompañar a la persona para que se haga una red, en principio, sabiendo que estamos en un momento re hostil de la sociedad… Pero acompañás a alguien a un trámite y si no resuelve enseguida una pregunta toda la cola ya está bufando. Una vez iba con un señor que iba juntando todas las colillas que encontraba y se las iba fumando. ¿¡Y de última, a quién le jode!? ¡Pero no se tolera ni eso! Las inmobiliarias −agrega− no quieren alquilarle a un loco o a un grupo de locos. Y un centro de jubilados de Romero adonde fuimos a proponer hacer talleres integradores tampoco quiere que vayan personas que viven en el hospital.

−¿Qué es el manicomio?

−El manicomio es el capitalismo extremo encarnado en una institución. Ellos no están acá porque sí… Hay todo un contexto que habilitó, habilita y va a seguir habilitando que esto exista. Y todo lo que pasa acá es lo que pasa afuera, aunque acá llega a un nivel de crudeza mayor… Hay que ser muy fuerte para soportar esto”. De la 520 para adentro se abre un horizonte verde y calmo de belleza inusual, salpicado de árboles viejos y edificios heterogéneos, algunos en ruina, unidos por senderos de tierra y asfalto.

En esta especie de pueblo rural todavía funciona un museo vivo de la segregación, donde muchos también practican la hazaña de la fraternidad.

* Durante la edición de esta nota, Ana se cayó y se quebró la cadera. Fue internada y operada en el hospital de Romero donde contrajo una neumonía intrahospitalaria. Murió el 13 de julio, a los 79 años.

Sobre las autoras:

Josefina López Mac Kenzie, periodista y traductora. Coautora de un libro periodístico sobre la inundación de 2013 (2A. El naufragio de La Plata), y hoy edita y corrige libros en una editorial. En 2011 fue finalista del premio Nuevas Plumas, por su crónica sobre un viaje entre Salta y Paraguay.

María Laura D’ Amico, periodista y fotógrafa. En 2007 se recibió de Licenciada en Comunicación Social y ha colaborado con crónicas de política e interés general en el diario Página 12 y la revista La Pulseada. Actualmente trabaja en la Secretaría de Medios de la provincia de Buenos Aires y es colaboradora del sitio web Diario sobre Diarios bonaerense. 


Fuente: http://www.revistaanfibia.com/cronica/decalogo-de-la-denigracion/

Argentina. Ariell Luján: “El sistema judicial se dedica a revictimizar y hacer todo para que no denuncies”

Por La Retaguardia

Lo planteó una de las denunciantes de Cristian Aldana, procesado por abuso sexual y corrupción de menores y actualmente con prisión preventiva.


La intimación buscaba obligar a la víctima a retractarse por haber relatado en aquella entrevista una escena donde Boris fue a llevársela de la casa a pedido de Aldana; la objeción de Boris es porque luego del relato Ariell dijo que era cómplice de Aldana. Para dar una respuesta pública ratificando sus dichos, Luján volvió a visitar La Retaguardia y aclaró punto por punto cada suceso. También la acompañó su abogada Nvard Nazaryán.Luján recibió, luego de participar en el programa A Mí No Me Importa de Radio La Retaguardia, una carta documento de parte del actual presidente del Instituto Nacional de la Música, Diego Boris.
“Soy una de las diez denunciantes de Cristian Aldana, ex cantante de El Otro Yo, ex presidente de la Unión de Músicos Independientes (UMI). Esta carta documento me llegó a partir de que conté un hecho en el programa A Mí No Me Importa, al que vine con chicas y chicos de la toma del Yrurtia. Al final de la entrevista se dio el espacio como para contar las situaciones que yo había sufrido con la Unión de Músicos Independientes. Es un espacio que hasta hoy sigue vigente y está funcionando. A Cristian Aldana no lo echaron, solamente no lo votaron”, señaló Luján. “Ahora está preso con preventiva, todavía no hay una sentencia. En esa oportunidad acá conté una situación porque lo que estábamos hablando con Valentina era la violencia institucional y la violencia en las organizaciones referido al tema de Tenembaum en el Yrurtia. Eso me dio pie para contar la revictimización grande que recibimos de la Unión de Músicos Independientes. Denuncio a Cristian Aldana desde los 17 años en el ámbito privado, desde los 21 en el ámbito judicial, el año pasado hice mi cuarta denuncia. Recién ahora tiene consecuencias para él y para muchos otros gracias a que Mailén Frías, que denunció a Miguel del Pópolo, todavía libre, hizo un video que se viralizó”, destacó. Para Luján, “gracias a ese video, también se viralizaron la pancarta que yo había hecho en el sur y un blog que otra chica después de ver esa pancarta hizo. Está preso recién ahora por presión. El sistema judicial se dedica a revictimizar y hacer todo para que no denuncies. Entonces, obviamente, nos vemos obligadas a tomar otros resquicios de salidas como la visibilización, los debates, el mal llamado escrache”, aseguró.
“Cuando supe lo del video de Mailén fui a hacer otra vez la denuncia sin saber que después habría otras. Lo hice pensando que ese era mi momento, que al fin se iba a saber, a tomar otra instancia. En aquel momento, una periodista de Télam, Alelí Acuña Barrenechea, llamó a la UMI para preguntar si sabían algo del tema. No sé quién le respondió, pero fue una de las secretarias, y le dijo que eran problemas de cama, que eran inventos de la ex de Cristian, o sea míos”, denunció Luján sobre la respuesta del Instituto. “Esa fue la contestación de la institución a una periodista que preguntó qué postura tenían al respecto. Yo había hablado en varias oportunidades sobre la situación de la UMI, pero nunca había relatado este hecho que me compete a mí con Diego Boris, actual presidente del Instituto Nacional de la Música”.
El hecho en cuestión
“Fue una situación en la cual Cristian me violó, me golpeó. Yo estaba muy mal. Por la desesperación me había querido tirar de un balcón, me agarró de los pelos. Una violencia muy extrema, porque yo era su esclava. Estoy denunciando a mi ex dueño. En ese momento, vi que llamó a alguien y le dijo ‘vení a hacerte cargo de la situación’. Cuando llegó ese alguien era Diego Boris. Entró al departamento, Cristian Aldana le dejó las llaves y le dijo ‘hacete cargo’ y se fue. Yo estaba colorada, con los pelos revueltos, me acaba de suceder una de las violencias más grandes que viví en mi vida. Así, en esa situación, empecé a decirle ‘Cristian me pega, Cristian me pega’ llorando. Él me dijo ‘bueno, tranquila, agarrá tus cositas’. Agarré dos o tres cosas y me empezó a decir ‘vamos a ir a la estación de Once’. Yo le respondía ‘me quiero quedar’. ‘Vamos a la estación de Once, tranquila, tranquila, tenés que ir a lo de tu mamá’. Estábamos en Mitre entre Uriburu y Pasteur. Son seis o siete cuadras hasta la estación de Once que hice llorando mientras él me decía todo lo bueno que hizo Cristian, todo lo que lo ayudó, lo que trabajaban, que estaba estresado. En la estación me compró un boleto, un agua, me miró a los ojos y me dijo ‘Cristian Aldana me ayudó mucho, me ayudó a encontrar el amor’. Me dio el agua, el boleto y me dejó así, en esa situación en la estación. En ese momento yo estaba tan en shock, tan mal, que no lo podía ni ver, ni vislumbrar. Pero cuando empecé a resignificar toda mi historia, empecé a ver a todas las personas que silenciaron, que no hicieron nada, que actuaron a su favor, para hacerle las cosas fácil a él conmigo y un montón de otras pibas”, detalló Luján.
La intimación 
El texto de la carta documento que Diego Boris le envió a Ariel Luján es el siguiente:
“En virtud de las manifestaciones vertidas por usted en un programa radial de la emisora La Retaguardia, que fueron posteriormente transcriptas en la página web de Ya No Nos Callamos Más, sobre las diferentes comisiones que tuvo la UMI y el actual presidente del INAMU, Diego Boris, ‘quien además de silenciar fue y es cómplice de Aldana en su acción violenta coactuando con el victimario en varias oportunidades’, además del video que extracta el reportaje realizado por la radio aludido a usted que fuera oportunamente subido a la página Ya No Nos Callamos Más. Usted dijo: ‘No actuaba sólo (Cristian), era una red. Todo su séquito, en esto incluyo a Diego Boris, era una red de corrupción de menores que sostenía y avalaba la violencia. No sólo de Cristian, tenía gente que le sostenía la violencia’. Extremo que además de constituir propalaciones injuriantes y calumniosas, no se corresponden con los hechos que usted relatara explícitamente en declaraciones judiciales. Merced a lo cual califico las expresiones aludidas hacia mi persona como delictivas en los términos de los artículos 109 y 110 del Código Penal y eventualmente como posibles testimonios falsos en los términos del artículo 275 del Código Penal. Por lo que la intimo formal y fehacientemente en el perentorio plazo de 48 horas se retracte públicamente de la acusación calumniosa allí vertida bajo apercibimiento de incoar la respectiva denuncia criminal y la resarcitoria civil. Al unísono deberá procurar a su exclusiva costa que la retractación se publique en los sitios web y emisoras radiales donde usted propalara las injurias y calumnias a las que hago referencia bajo igual apercibiento.
Queda usted debidamente notificado
Diego Boris Macciocco.
Aclaraciones
“Hay varias cosas que quisiera aclarar, sobre todo para darles herramientas a las pibas”, comenzó Luján. “Primero y principal, no tiene por qué esta persona tener acceso a mi declaración. Solamente pueden las personas dentro de la causa, las querellas, los jueces, las abogadas. O sea que, o está mintiendo, o realmente es grave que tenga acceso a mi declaración. Eso, por un lado. Por otro, nunca se puede comparar una nota radial con una declaración (judicial)”, diferenció. “Cuando uno declara no le preguntan qué piensan del hecho, sólo le piden que cuente el hecho. Yo elegí una serie de hechos, estuve declarando más de cinco horas en la segunda o tercera oportunidad. En ese contexto no voy a decir ‘él es coactor’ o ‘él es cómplice’. El que pone ese título, en última instancia, será el juez o quien tenga la responsabilidad. Yo estoy todavía en un proceso legal, y todavía tengo la oportunidad de llegar a la instancia oral y ampliar mi declaración y contar, incluso, más cosas, señor Diego Boris”, advirtió Luján. “Todo esto me parece importante que se sepa. Me pide que me retracte, o sea que admita o diga que yo mentí. No lo voy a hacer porque no mentí en ningún momento. Si no, dice, me intima y me hará una denuncia por daños y perjuicios y por una resarcitoria civil, o sea, plata”, definió. Luján contó que redactó la respuesta enviada a la intimación junto con su abogada Nvard Nazaryan.
La letrada sumó información: “Aporto los aspectos más técnicos y legales para que Ariell y tantas otras chicas que se encuentran en situaciones parecidas tengan herramientas para enfrentar esto. Es doloroso, porque además de la violencia tienen que estar atrás de contestar cartas documento y ser intimidadas a retractarse. Injuria y calumnia no es lo mismo, es una cosa o la otra. Los usamos juntos como si fueran lo mismo o fueran de la mano. Son delitos en los que se supone que el bien jurídico que se protege de la ley penal es el honor. Seguramente tendremos todos conceptos diferentes de lo que es el honor. Tiene aspectos varios que pueden relacionarse con lo moral, lo humano, lo social. También tiene aspectos jurídicos”, aclaró. Luego, fue a los delitos mencionados: “Con esta introducción por arriba, la injuria tiene que ver con deshonrar, desacreditar, difamar a una persona. La calumnia tiene que ver con hacer una imputación falsa. A simple vista se nota que estamos hablando de dos conceptos muy diferentes. Un detalle, además: el artículo 115 del Código Penal dice muy claramente que todos los dichos en un juicio no pueden ser considerados ni injurias ni calumnias. La intiman a Ariell a hacer una retractación. Ella hizo una declaración judicial en el marco de una denuncia. De ninguna manera podemos comparar esa declaración en una sede judicial hace más de un año y medio, donde la situación emocional de ella era muy diferente, con la de hace unas semanas en que fue a la radio a hablar con ustedes”, delimitó Nazaryan. “Eso no significa que ella no pueda hablar de los mismos hechos en otro momento y lugar porque es una injuria. No olvidemos que todavía tiene la posibilidad de declarar en un juicio oral. Los abogados de Diego Boris se olvidaron del artículo 115 del Código Penal, estaría bueno que lo vuelvan a leer”, sugirió la abogada.
Además, sumó un dato central: “Tenemos entendido que Aldana en su declaración cuenta los mismos hechos. Obviamente, olvidándose algunos detalles”. En este sentido, Luján amplió: “Hay coincidencia en el relato. Aldana no dice quién es la persona, no lo nombra pero cuenta el mismo hecho. Obviamente omitiendo la violencia que yo recibí en ese contexto”.
La no rectificación
La respuesta a la Carta Documento de Boris, que Luján elaboró junto a Nazaryán, es el siguiente: “En virtud de su carta documento recibida el día 8 de septiembre y para cumplir con su intimación, vengo a aclarar que mis dichos transcriptos en su misiva de ninguna manera constituyen un delito ya que, tal como usted dice, hago referencia en mis declaraciones judiciales a su accionar. Teniendo en cuenta que esas declaraciones fueron realizadas hace más de un año, y si bien resulta redundante comentar, debería saberlo, que una declaración en la sede judicial de ninguna manera se puede comparar con una entrevista radial. Con lo cual, aclaro que si bien en mi declaración judicial no utilizo las palabras por usted mencionadas como cómplice o coactor del accionar violento de Aldana, quien es su amigo y socio en las diferentes actividades políticas o culturales, tales terminologías utilizadas por mí en un ambiente extendido como una entrevista radial, tendrá que ser la justicia que decidirá sobre su autoridad y/o complicidad sobre los hechos por mí declarados. Cabe aclarar que no voy a retractarme por mis dichos por la simple razón de que no he cometido ninguno de los delitos que aquí me imputa. Todavía tengo la instancia para declarar en un juicio oral por lo cual puedo incorporar otros relatos y no por ello cometer una calumnia o falso testimonio. En su declaración indagatoria, Cristian Aldana cuenta los mismos hechos y por obvias razones no lo nombra ni cuenta sobre la violencia ejercida aunque sí confirma que había llamado a un amigo para que ‘se haga cargo de la situación’ y se retiró del lugar de los hechos dejando a cargo al amigo que vendría a ser su persona, Diego Boris. Usted, en esos momentos, tuvo la amabilidad de llevarme llorando en estado de shock, tenía 17 años en ese momento, hasta la estación de trenes de Once mientras le contaba cómo su buen amigo me golpeaba y abusaba sistemáticamente desde hace tiempo. Le recuerdo que su justificación fue que su socio Aldana estaba estresado pero que era buena persona y que lo había ayudado mucho. Le invito a que, en lugar de enviarme cartas documento con intentos de callarme, deje de revictimizarme y colabore con la verdad”.
Como Boris solicitaba que la rectificación fuera por los mismos medios donde Luján manifestó lo que para él serían injurias y calumnias, Ariell leyó el texto en el programa radial La Retaguardia.
El sistema que revictimiza
“En mi relato incluyo a Diego Boris pero también a otras personas. Una de las cosas que hablé con Nvard es que si yo me retracto, primero, estaría diciendo que miento y no es así y segundo, estaría abriendo la puerta para que las otras personas que iré nombrando a lo largo de este tiempo me puedan pedir también que me retracte. Yo hice una declaración muy extensa en la que no hablo solamente de hechos en los cuales estuvo presente el señor Diego Boris. Nombro a muchas otras personas, como por ejemplo Carajo (otra banda de rock), también tuvimos una conversación con la manager hace menos de quince días. Tuvieron una actitud completamente revictimizadora, encubridora. También subimos eso al wordpress porque no tengo nada para esconder con respecto a esta causa”, aclaró Luján. “Por el simple hecho de que la vergüenza y el miedo tienen que cambiar de bando. No tengo por qué tener vergüenza de las aberraciones que sufrí a manos de un pedófilo violento. La denuncia no es algo que hago porque está bien o mal, es porque es la herramienta que tengo dentro de este sistema para que algo se haga. Si yo me hubiera podido defender con mis propias manos estaría presa, como le pasó a Higui que está esperando su absolución. Esta es la forma que tengo para que algo suceda con una persona peligrosa”, consideró. “El sistema judicial no pone ninguna facilidad para que denunciemos, es más, siempre pone trabas. Cuando denuncié las primeras veces, eso se cajoneó porque me boludearon mucho desde la comisaría de la ‘antimujer’ de Morón, la de Lavalle. Una de las razones por las cuales hoy Cristian está preso, una de las tantas, es porque aparecieron esas denuncias. Lo que afirman demuestra que no es un perseguimiento político, que es lo que él alega porque formó parte de la Unión de Músicos Independientes, iba a ser diputado del Frente para la Victoria con la fórmula de Filmus en la que también estaba Diego Boris, que hoy es el representante del INAMU”, detalló, en referencia al cargo de presidente de la institución que existe tras la sanción de la Ley de la música. “No es cualquier persona la que me está revictimizando y me quiere denunciar y callar y dice que miento: es el presidente del Instituto Nacional de la Música. Son estos personajes que se creen todavía impunes y creen que pueden seguir revictimizándonos, violentándonos, callándonos. Algunas de las personas del entorno de Cristian no participaron de los golpes, de Diego Boris no recibí ese tipo de violencia, pero hay muchas otras que actuaron en los hechos”, advirtió.
Ser cómplices de violencia o violación según la justicia
Sobre las definiciones legales para aquellos que formaron parte del círculo de violencia que sometió a las víctimas de Aldana pero cuya participación activa en los casos es menor, Nvard aportó información técnica: “En los casos de aquellos que vieron pero no actuaron, para el Código Penal es complicado hablar de estos delitos. Hay un entramado técnico. Los delitos contra la integridad sexual son delitos de propia mano, es decir que solamente puede haber un autor, no coautores, o cómplices o participantes. Todo el resto de los hechos, como las lesiones, las humillaciones, pensando hecho por hecho, podríamos demostrar la coautoría, la participación, la complicidad”, planteó. Según explicó Nazaryan, “todo esto puede suceder por acción u omisión, por hacer o no hacer. Si veo que golpean a una persona, puedo evitarlo y lo dejo pasar, podemos hablar de una autoría por omisión, por ejemplo. Es complejo lo que estoy diciendo, pero hay formas de demostrar las autorías en ciertos delitos, excepto los que son contra la integridad sexual”.
Sobre la dimensión social de los hechos, Luján expresó: “Hay una deconstrucción, un debate, una conversación, una transformación. Cuando vos exponés una historia y reconfigurás lo que viviste trayéndolo a la palabra, a una visibilización, una denuncia, empezás a ver un montón de cosas que hicieron que esa situación se dé como se dio. No eran solamente el victimario y la víctima, no eran solamente Cristian Aldana y Ariell Carolina. No éramos solamente nosotros. Por algo hay tantas denuncias también. Hay más de sesenta testimonios. Obviamente, los violentos actúan en un contexto. La víctima llega a serlo en un contexto y todo eso se revé. Para mí es terrible la Unión de Músicos Independientes”, planteó. “Como pregunté la última vez, ¿no les da asco ocupar esas bancas? Para mí no hay logro posible arriba del sufrimiento de alguien. La Unión de Músicos Independientes tuvo una seguidilla de revictimizaciones y violencias muy grandes contra nosotras. No dando un comunicado urgente, sosteniendo a Cristian hasta las elecciones con ocho denuncias, cuando él ya se había presentado en el Obelisco vestido de monja a basurearnos, a querer reírse de nosotras. Es muy grave, porque es una institución que está representando a los músicos y músicas independientes del país”, insistió Luján. Para la denunciante, “es muy grave que el señor Diego Boris, cuando cuento algo que lo incluye, me quiera callar y me mande una carta documento, y me dice que miento. Dice que miento cuando digo que fue coactor, cómplice en la acción violenta de Cristian Aldana, pero no transcribe el hecho y no dice que miento en ese relato, dice que miento en la cáratula que le dí. Si yo me retractara, me estaría retractando de ese hecho”, definió.
Nazaryan continuó dando contexto jurídico a la conversación: “Nosotros podemos en este programa decir muchos términos jurídicos, pero sobre eso se expide un juez. De ninguna manera esos dichos pueden ser calumnias o injurias. Hay que tratar de interpretar el juego en el que nos quieren hacer entrar. Pensemos que tenemos un Código Penal pensado, escrito y promulgado mayormente por y para hombres. No está pensado para mujeres. Los delitos que nos importan a las mujeres, de hecho, están en las escalas menores. Robar una vaca tiene más pena que abusar sexualmente de una chica. Estamos hablando en ese contexto”, señaló. “Para evitar mezclar y no confundir cualquier cosa con una violencia, tendríamos que pensar en un nuevo Código Penal. Hay nuevos hechos que pueden llegar a configurar una violencia que no está en este momento en el Código, como la violencia psicológica o económica”, enumeró Nazaryan.
“A todas las chicas que puedan encontrarse en esta situación con los violentos que hacen lluvia de cartas documento tratando de intimidar y de callar, de asustar y meter miedo, que no se dejen llevar por esos sentimientos que mencioné. Las penas de estos delitos ni siquiera son privativas de libertad y hasta ahora no hay ninguna condena a ninguna chica, todo lo contrario, todas las denuncias terminan archivadas, así que no se dejen llevar por una intimidación”, recomendó Nazaryan. “Hay muchas herramientas legales y hay que aprovechar esto para empoderarse y seguir organizándose”, insistió.
Por último, Nazaryan se refirió a la situación de otra causa que patrocina, la de Valentina la joven denunciante de Joaquín Tenembaum, ambos estudiantes del colegio Yrurtia. “No me consta que haya iniciado una demanda civil y no hubo más notificaciones. La posibilidad de iniciar una demanda civil es casi nula con todos los gastos y el tiempo que demanda. No creo que lo hagan, lo que intentan hacer es intimidar con las cartas documento y las mediaciones, pero cuando tienen que redactar una demanda y justificar ese daño y perjuicio no son muchas las herramientas”, consideró.
Que se vayan ellos
Luego, la joven se refirió al rol de Diego Boris hoy: “Esta persona está ocupando hoy un cargo importante. Yo soy música y artista y para mí es terrible que él nos esté representando. Invito al INAMU a que saque un comunicado posicionándose ante esta situación, que elija otro presidente. Que se imaginen otras formas de organización. Es muy revictimizante para nosotras tener que salirnos de nuestros espacios, irnos y siempre estar nosotras corriéndonos porque a los violentos se les sigue cuidando absolutamente todo. Por eso la revictimización, la violencia institucional, la violencia en las agrupaciones.
Siempre somos nosotras las que tenemos que irnos, las que quedamos solas y desamparadas. No sólo de un sistema judicial y un Estado ausente sino también de todas las personas que sostienen y avalan la violencia de los violentos”, denunció. “Es muy injusto y estamos muy cansadas. Por eso es que el INAMU se tiene que posicionar ante esta situación. La UMI, bueno, la verdad, no tengo mucho que decir de ese espacio para mí nefasto que no me representa como música independiente para nada. Que me parece violento que sigan utilizando el mismo nombre que le puso Cristian Aldana. No sé cómo les da la cara, cómo no les da asco, no les mueve algo”, insistió. “Porque a nosotras nos movió la vida entera y nos costó muchos años reparar esas historias. Esta es mi postura. Hablo en mi nombre y pienso que la Unión de Músicos Independientes debería dejar de existir. Hagan otra cosa, otro espacio nuevo. Dijeron que iban a cambiar todos los directivos. Es mentira, hay gente de la comisión anterior que sigue trabajando ahí y es gente que nos violentó y revictimizó mucho. Gente que sabía lo que sucedía. Gente que actuó con Cristian Aldana, me refiero a gente que violó con Cristian Aldana. Lo mismo pasa en el INAMU. Gente que violó, que abusó. Era una red. La carátula de la denuncia, además de violación, golpes, contagio de enfermedad sexual, es por corrupción de menores. Tiene que tener un círculo que avale esa corrupción”, definió. “Son temas que no se naturalizan más, son temas que estamos exponiendo, debatiendo, deconstruyendo.
Me parece importante que al ser artistas que supuestamente se proclaman a favor de las personas que denunciamos, cámbienle el nombre al espacio, hagan una nueva comisión de verdad, proclámense de verdad, no con un comunicado tibio que salió como seis meses después, sin una disculpa por el manejo que hicieron. Nosotras seguimos bancando”, declaró.
Ya no nos callamos más
Luján llevó el primer fanzine realizado por el grupo de denunciantes: “Lo hicimos con colaboraciones el año pasado. Hay una guía para denunciar de Natalia Saralegui, una abogada muy piola que nos apoyó todo el año pasado. Hay un glosario con palabras que muchas personas desconocen, está nuestro reclamo al Estado, al sistema judicial. Todas las direcciones y consejos de dónde ir, dónde no ir, dónde ir acompañadas. Aconsejamos ir a la UFEM y a Atajo Fiscal. Dentro de poquito va a salir el segundo fanzine. El primero es sobre cómo denunciar, el segundo va a ser sobre lo que sucede después de que denunciamos. La violencia de las cartas documentos. Esa guía la lleva Nvard Nazaryan.
Hay un espacio donde chicas nos mandaron textitos sobre lo que para ellas significa ‘ya no callar más’ que son hermosos. Hay un resumen de lo que fue el caso Higui y la autodefensa por Lucía Font, denunciante de Lucas Carrasco, otra persona todavía impune y libre. Queremos la cárcel para Lucas Carrasco. También hay un manifiesto que escribí yo sobre Ya No Nos Callamos Más y otro por Carolina Charlín que es la abogada que me ayuda a hacer el wordpress de Ya No Nos Callamos Más. En este también invitamos a que puedan denunciar en Viamonte, que es un trámite mucho más rápido y no tan revictimizante como hacer la denuncia en una comisaría. Está disponible para bajar en www.yanonoscallamosmas.wordpress.com”, concluyó.

18sep2017

 .

México: Brigada feminista. “Una trabajadora vale más que toda la maquinaria del mundo…

” Por Colectivas en individualidades que conforman la brigada feminista

Sabemos que para el Estado y sus gobiernos nuestras vidas carecen de importancia más allá de la plusvalía que generan nuestras cuerpas; desconocemos las condiciones laborales exactas de quienes trabajaban en este edificio pero sabemos que no existe una planilla registrada
Ante el contexto que se vive en la ciudad de México y sus periferias luego del sismo, feministas independientes, individualidades y colectivas nos hemos organizado en una brigada para acudir a distintos puntos en los que se requiere ayuda solidaria a efecto de los fuertes daños pues, como todas sabemos, hay vidas que están en riesgo y otras que ya se perdieron. Uno de los edificios colapsados que nos convocó fue el ubicado en Bolivar y Chimalpopoca, colonia Obrera, sitio que albergaba la maquila de la marca New Fashion donde, al momento del derrumbe se encontraban trabajando en su mayoría compañeras obreras, así como gente que laboraba en una fábrica de juguetes.UNA TRABAJADORA VALE MÁS QUE TODA LA MAQUINARIA DEL MUNDO
LA VIDA DE UNA MUJER VALE MÁS QUE TODOS LOS EDIFICIOS DEL MUNDO
Durante nuestra brigada realizamos sondeos para generar una lista con el nombre de las personas desparecidas que pudieran estar dentro del edificio, ya que esta información no aparece en niguna institución oficial pues este punto no ha sido visibilizado por las dependencias gubernamentales a las que correspondería, siendo la sociedad civil quienes desde ayer nos hemos encargado, como siempre, de llevar el apoyo necesario y difundir información respecto a la situación de los que ahora son estos escombros. Nuestra memoria histórica nos lleva a deducir que lo anterior se debe a que las personas afectadas pertenecen a la clase trabajadora, condición a la que se suma que se trata en su mayoría de mujeres y, como nuestra investigación revela, muchas de ellas migrantes.
Sabemos que para el Estado y sus gobiernos nuestras vidas carecen de importancia más allá de la plusvalía que generan nuestras cuerpas; desconocemos las condiciones laborales exactas de quienes trabajaban en este edificio pero sabemos que no existe una planilla registrada, muestra de ello es que se desconoce cuántas personas pudieran estar aún bajo los restos de la construcción. Sabemos también que esta mañana el dueño de la maquila declaró pérdida total, lo que para él no representaría una afección real en su economía mientras que para nuestras compañeras representa la vida misma que no estaba asegurada legalmente y que repercute en la integridad y economía de sus familiares o seres cercanos si es que los tienen o tienen conocimiento de que ellas se encontraban ahí, pues como mencionamos, muchas de ellas son migrantes sin documentos anuladas como ciudadanas que merecen los pocos derechos laborales que se tienen en este país para nosotras.
Sabemos todo esto porque logramos entrar al lugar acordonado por policías y militares armados, mismos que hoy impidieron el paso de civiles argumentando que ya había demasiada gente y que se requería apoyo en otros puntos, información que también ha sido mediática y que comprobamos falsa gracias a la comunicación que hemos mantenido con nuestrascompañeras en otros sitios afectados, agregamos también las siguientes observaciones:
•No es protección civil quien ha estado mayoritariamente en este punto sino personal recolector de basura de la CDMX, queremos hacer saber que no, no estamos buscando basura, estamos buscando a nuestras compañeras y demás desaparecidos.
•Patrullas están trasladando a gente que llega para apoyar argumentando alertas de derrumbes, es necesario que entre grupos se generen protocolos de seguridad ya que desconocemos a dónde estén llevando a estas personas y si esas alertas son reales.
•Comida y herramienta han llegado en demasía, sin embargo, dentro la herramienta falta para rescatistas independientes, no sabemos en dónde queda, mientras que la comida no perecedera está siendo retirada en camionetas por gente de capital social argumentando que la llevan a puntos donde falta, sabemos que esto tampoco es cierto, en cada punto hay en abundancia. Ojo, recordemos que se aproximan campañas electorales.
•Encontramos a pocos familiares dentro de la zona temerosos de proporcionarnos los datos de las personas desaparecidas, gente del gobierno les ha “alertado” que no los proporcionen “porque hay mucha extorsión y delincuencia”, también les han instado a visitar albergues, hospitales y otros lugares “para reconocer cuerpos”.
Sabemos que esto es una artimaña del gobierno para desarticular a la población solidaria, entorpercer nuestras acciones y militarizar, en un intento de dar entrada a maquinaria demoledora y trascabos, mismos que vimos esta mañana y no supimos cuál era su destino, ante esto nos pronunciamos: No permitiremos bajo ninguna circunstancia su entrada hasta que no saquemos a la última persona que se encuentre ahora bajo esos escombros. Nos negamos a ser tratadas una vez más como desechos de este sistema, a que traten a nuestras compañeras trabajadoras de esta maquila como tales. No permitiremos que nuestros nombres sigan siendo borrados de la historia.
Ante esta amenaza, hacemos un llamado sororario a concentrarnos esta noche para relevar y/o acompañarnos trayendo:
Equipo: casco, ropa y botas adecuadas, guantes de carnaza y lentes de seguridad (si traen herramienta por favor márquenla para evitar que nos sigan robando).
URGEN lámparas y pilas.
¡Vivas nos queremos!
¡Las vidas de las obreras importan!
ANEXAMOS LISTA DE PERSONAS DESAPARECIDAS RECABADA EN ESTE PUNTO:
Irma Chávez Martinez
Irma Sanchez
Amy Hsien Yu Wuang
Cinthia Yu Yung
José Lin Chia Ching
Roberto Rodriguez Aguilar

Firman: Colectivas en individualidades que conforman la brigada feminista

miércoles, 20 de septiembre de 2017

La mujer no se alquila ni se vende

Vientres de alquiler & Partido Feminista de España
Resultado de imagen de La mujer no se alquila ni se vende

Antonio Francisco Ordóñez
Rebelion

Dedicado a Lidia Falcón y a Marina Pibernat, porque vuestras razones en la lucha me han enseñado a que sean también las mías y deben serlo, siempre y sin concesiones, de la Izquierda.

En mi vida la mujer desempeña un papel fundamental e insustituible; más aún después de fallecido mi padre. Compañera, hermana y madre marcan un trípode sobre el que se sostiene buena parte de las relaciones sociales que como persona hacen que sea lo que soy. Es tal la consideración y la estima en la que tengo a las personas del sexo femenino que me resulta vergonzoso, como humano, el tener que explicar a mis dos adolescentes, inteligentes y preciosas hijastras que el mundo en el que vivimos es, a día de hoy, lamentablemente machista; es decir, discrimina, en la práctica, a más del 50% de su población.

Esto condiciona ya su forma de plantearse la vida y presencia en el mismo. Este artículo denuncia la pretendida regulación de dos facetas que afectan directamente a las mujeres: la prostitución y la maternidad subrogada. Ambas, aparentemente, sin relación, desligadas la una de la otra; pero que evidencian, en la práctica, el triste reflejo de dos caras de una misma moneda: la sociedad patriarcal imperante en nuestra sociedad. Sobre la prostitución ya hace tiempo que observo una mala conciencia, sobre todo, entre los hombres de mayor edad que militan en la Izquierda. El estigma que les acompaña, a muchos de ellos, como usuarios –aunque fuera de forma ocasional y lejana en el tiempo- de los burdeles que aún hoy se extiende por toda la geografía nacional, les persigue.

Poco hay que añadir a lo que recoge el Partido Feminista de España en su Programa Electoral, aprobado en su II Congreso el 26 de julio de 2015, donde se incluye en el Capítulo X, dedicado a la prostitución, el siguiente objetivo: "Aprobar legalmente la abolición de la prostitución y tomar las medidas adecuadas y dotar a la asistencia social de los medios económicos necesarios para reinsertar a las mujeres, que sufren esa esclavitud, en el trabajo asalariado y la vida civil".

Contra los que proponen la “regulación de la prostitución voluntaria” como una profesión más, en contra del criterio sentado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), debe oponerse la Izquierda en bloque. Debemos denunciar y hacer visible el tráfico de mujeres y menores para la explotación sexual; una violación de los derechos humanos fundamentales, como el derecho a la integridad física, la igualdad, la dignidad, la salud, la seguridad o al derecho a no ser sometida a prácticas de violencia, tortura e incluso asesinadas. Los principales tratados internacionales de derechos humanos, como la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), consideran el tráfico sexual una forma de discriminación sexual y una violación de los derechos humanos.

La comercialización de seres humanos como objetos sexuales, la pobreza, la desigualdad de género y las condiciones de subordinación de mujeres y niñas constituyen un terreno fértil para la trata de personas. En este sentido, debemos hacer nuestras las reivindicaciones más avanzadas en esta materia, como, por ejemplo, son las que recoge la Red de municipios libres de tráfico de mujeres y menores para la explotación sexual:

• La supresión de toda forma de represión contra las personas prostituidas.
• La regularización de inmigrantes víctimas de explotación sexual, sin obligación de denuncia de las redes de proxenetas o traficantes.
• Una legislación que permita luchar efectivamente contra el tráfico y la explotación sexual, declarando la compra de favores sexuales como una violencia de género.
• Políticas alternativas, ofreciendo apoyo jurídico, asistencial, formación profesional y acceso a los servicios sociales a las persones víctimas de la explotación sexual, con el objetivo de ayudarlas a todas a salir y acceder a un trabajo digno.
• Educación escolar, así como formación de las administraciones públicas, justicia y policía, en valores igualitarios y no sexistas.

Sobre la mal llamada maternidad subrogada, una intensa propaganda bajo criterios parciales ha conseguido crear un cierto estado de opinión favorable a la misma. A ello ha contribuido, sin duda, la reciente regulación que de la misma ha efectuado nuestro país hermano y vecino, Portugal. Sin embargo, ni la mejor de las regulaciones puede esconder un principio esencial que se contraviene con aquellas: el deseo de paternidad/maternidad, nunca puede sustituir o violar los derechos que asisten a las mujeres y a los/las menores. El deseo de ser padres-madres y el ejercicio de la libertad no implica ningún derecho a tener hijos.

El mero consentimiento no puede sacralizar negocios jurídicos cuyo objetivo suponga la alienación de la persona haciéndola extraña a sus propios hijos. Es un evidente ejemplo de violencia extrema, sin matices. Mientras tanto, si nadie lo remedia, emerge un incipiente y, al parecer, próspero mercado a costa, una vez más, de las mujeres. Contra ello, en 2015 surgió la plataforma No somos Vasijas que ha publicado el manifiesto Las mujeres no se pueden alquilar o comprar de manera total o parciaen el que esboza las razones para oponerse a esa práctica:

• Porque abogamos por el derecho a decidir de las mujeres en materia de derechos sexuales y reproductivos.
• Porque elegir es preferir entre una serie de opciones vitales.
• Porque la llamada “maternidad subrogada” se inscribe en el tipo de prácticas que implican el control sexual de las mujeres.
• Porque alquilar el vientre de una mujer no se puede catalogar como “técnica de reproducción humana asistida”.
• Porque el “altruismo y generosidad” de unas pocas, no evita la mercantilización, el tráfico y las granjas de mujeres comprándose embarazos a la carta.
• Porque cuando la maternidad subrogada “altruista” se legaliza se incrementa también la comercial.
• Porque no aceptamos la lógica neoliberal que quiere introducir en el mercado a “los vientres de alquiler”.
• Porque las mujeres no se pueden alquilar o comprar de manera total o parcial.
• Porque nos mostramos radicalmente en contra de la utilización de eufemismos.
• Porque la perspectiva de los Derechos Humanos, suponer rechazar esta idea.

Y es que desde la Izquierda no nos está permitido equivocar el rumbo. Llevará mucho tiempo, muchas generaciones probablemente, el situar a las mujeres en plano de igualdad a los hombres.

En eso estamos ya muchas y muchos; cada vez más… algún día toda la humanidad. No nos podemos permitir abrir otros frentes que nos hagan retroceder parte del camino recorrido.

Siguiendo la frase atribuida a Rosa Luxemburgo - “Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres” -, emplazo a toda la Izquierda para que no yerre, tampoco esta vez, en lo fundamental. Salud camaradas.

---------------------------------------------------

Sobre el autor: Abogado y funcionario. Presidente del Partido Socialista del Trabajo (Internacionalista) y miembro de la Asamblea Social de la Izquierda de Cataluña (ASEC-ASIC)

martes, 19 de septiembre de 2017

Pre-jucio & Machismo: Presunción de mujer


https://miguelorenteautopsia.wordpress.com

A raíz del caso de Juana Rivas y como la sociedad patriarcal establece sus pre-juicios desde la lógica de la violencia machista que la fundamenta para establecer una sentencia judicial.

Los hombres presumen de masculinidad y asumen que con ella hay una serie de elementos asociados que no están en cuestión: no lo está su palabra, su valor, su razón, su condescendencia, su magnanimidad…

En definitiva, un amplio grupo de características que, o bien forman parte de esa condición superior que se han otorgado a sí mismos, o bien son consecuencia del desarrollo de sus funciones y roles en la sociedad patriarcal que han creado. Sin ese status de poder no se puede tener una palabra incuestionable, un valor indudable, una razón superior, ni actuar con magnanimidad y condescendencia frente a quienes ocupan la posición inferior y en contraste a la suya: las mujeres.

Lo hemos visto de forma clara en al caso de Juana Rivas, tanto a nivel social como institucional. Y mientras que a Juana se la ha cuestionado por intentar proteger a sus hijos pidiendo que se investigue una situación de violencia de género, la respuesta ha sido considerarla autora de un delito de denuncia falsa, de otro de sustracción de menores, de otro más de obstrucción a la Justicia… sin presunción de inocencia alguna ni más pruebas que el relato de los hechos aparecido en los medios, y sin ningún juicio que demuestre esos hechos en el contexto de las circunstancias que los han caracterizado.

Juana es culpable porque lo dice el machismo, y de ese modo, además, se confirma la asunción de que las mujeres son malas y perversas, especialmente en su relación con los hombres. Para ellas no hay presunción de inocencia, sino “presunción de culpabilidad”, puesto que el punto de partida es “su maldad”. Con su exmarido, Francesco Arcuri, ocurre lo contrario, la asunción de que los hombres son buenos, que su palabra es sincera y su comportamiento noble, lleva a la presunción de inocencia, no sólo como principio jurídico abstracto, sino como verdad superior y anterior al propio Derecho.

La consecuencia es directa, Francesco Arcuri es inocente a pesar de contar con una sentencia condenatoria por violencia de género, y de que las lesiones de su agresión han sido documentadas con informes médicos. Es más, no sólo es inocente, sino que los hechos que terminan en la denuncia ante el Juzgado se debieron a la conducta de la “mala Juana”, que se fue de juerga y llegó bebida de madrugada. Basta su palabra para negar los “hechos probados” y transformarlo todo en una nueva realidad nacida de su relato, algo que han defendido hasta juristas y magistrados estos días.

En definitiva, la “teórica violencia” de Arcuri es producto de su bondad, que deja salir a Juana mientras él se queda en casa cuidando de los niños, lo cual demuestra que Juana era mala al principio y lo es al final. Y esta situación no ha cambiado ahora, aunque sí lo hayan hecho las circunstancias, y mientras que el machismo espera ansioso la condena formal a Juana y su ingreso en prisión por los delitos que ha decidido, los medios muestran al bueno de Francesco en su isla con sus niños sin haber sido investigado por un posible delito de violencia de género, demostrando su magnanimidad y condescendencia al ofrecer a su exmujer la custodia compartida, eso sí ,“siempre que se haga lo que él dice que se haga”.

Todo ello es producto del machismo, de esa construcción cultural que determina la realidad y da significado a lo que sucede para encaje en su modelo de convivencia. El caso de Juana Rivas, por tanto, es un caso más dentro de la violencia de género con la única diferencia respecto a otras mujeres, de que ella residía en un país diferente al suyo, pues más del 70% de las mujeres maltratadas salen de la violencia a través de la separación (Macroencuestas de 2011 y 2015) .

Una realidad tan frecuente y peligrosa, que entre los recursos contra la violencia de género que tienen las administraciones para afrontar algunos problemas y las situaciones de riesgo, se cuenta con centros de acogida para las mujeres y sus hijos e hijas. Si no tuvieran que huir no serían necesarios estos centros. Lo hemos visto estos días en Archidona con Carmen Palomina, que se encontraba desaparecida con sus hijas en circunstancias similares a las de Juana Rivas, al no querer entregar las hijas a un padre denunciado por violencia de género.

Pero de nuevo aparece la “presunción de mujer”, y se aplican todos los mitos y estereotipos para que el Juzgado, según aparece en los medios, haya determinado medidas de protección ante los indicios de violencia, y al mismo tiempo la realización de un estudio en el Instituto de Medicina Legal sobre la “veracidad del testimonio” de Carmen.

La violencia de género prácticamente es el único delito donde la víctima tiene que ser examinada para ver si miente en la denuncia, y eso es debido al machismo, a esa construcción social que dice que las mujeres denuncian falsamente para “quedarse con la casa, los niños y la paga”, y que el posmachismo repite sin cesar como parte de su estrategia de confusión. A ninguna persona que le han robado el reloj, el móvil o en la casa, a pesar de estar documentados los altos porcentajes de denuncias falsas, le hacen una prueba para ver si mienten en la denuncia, pues además de ser una prueba poco eficaz en personas adultas, sería considerada intimidatoria y un factor de victimización secundaria.

En cambio, a las mujeres sí se les hace, a pesar de que los datos de la FGE indican que las denuncias falsas están por debajo del 0’1%, y que lo que en verdad ocurre es que el 80% de las mujeres que sufren la violencia no la denuncian. Es inadmisible que en pleno siglo XXI se esté interpretando la realidad bajo los parámetros machistas de hace siglos, y que eso ocurra tanto en la sociedad como en las instituciones. Y es que cuando quien juzga la realidad es el machismo, la “presunción de mujer” está por encima del propio conocimiento y de los hechos objetivos.

Fuente:https://miguelorenteautopsia.wordpress.com/2017/09/04/presuncion-de-mujer/amp/ 

lunes, 18 de septiembre de 2017

Las propuestas feministas protagonizan la V Feria de Economía Social y Solidaria de Madrid

Se desarrolla los días 23 y 24 de septiembre bajo el lema "Orgullosas de no ser capitalistas"


Amecopress


Durante los días 23 y 24 de septiembre Madrid acogerá la V Feria de Economía Social y Solidaria. Una de las protagonistas de este encuentro será la economía feminista, aportando propuestas y experiencias que se vienen construyendo. Y es que, a pesar de que esta vez la feria cuente con un lema, que además es un poco “a contracorriente”, ‘Orgullosas de no ser capitalistas’, “somos personas solidarias, hartas de ir en contra y orgullosas de construir otras economías”, explica Alicia Rius, integrante del Instituto Mujeres y Cooperación.

El encuentro pretende ser un referente para las entidades que se sienten parte del movimiento de la Economía Solidaria en Madrid y que comparten los valores recogidos en la Carta de la Economía Solidaria. La meta principal es fortalecer y visibilizar la Economía Social y Solidaria madrileña, una realidad socioeconómica en crecimiento que ofrece respuestas y alternativas reales a la crisis económica, financiera, ecológica y de cuidados del modelo actual, a través de modelos empresariales y proyectos sociales que basan su viabilidad en la sostenibilidad integral (económica, social y ambiental).
“Participan entidades de lo más diverso”, explica Alicia, “dentistas, empresas de seguros, banca ética, productores y productoras de alimentos, profesionales de atención psicológica y un largo etcétera”.
Son personas que creen en la “intercoperación”, que no tienen el “imaginario de empresario individual”, sino que apuestan por el trabajo en red, la horizontalidad, la equidad, el respeto al medio ambiente y en definitiva, la creación de una economía que “ponga la vida en el centro”.
“El feminismo ha aportado muchísimo a la economía social”, asegura Alicia. La economía feminista es una corriente crítica de la economía que nace para combatir la discriminación y la desigualdad social de las mujeres, una realidad que encuentra parte de sus raíces en la economía capitalista. La Economía Feminista intenta apartar del centro del análisis económico, las actividades puramente mercantiles o consumistas y la exclusividad de la visión masculina o patriarcal, para abrirlo hacia temas invisibilizados como la sostenibilidad de la vida, el trabajo del cuidado o la reproducción de las mujeres.
Entre las actividades feministas incluidas en el programa destacan conferencias, charlas, talleres de emprendimiento y Micro-presentaciones de empresas de mujeres en la economía social y solidaria de Madrid. Además, se representará el monólogo feminista ‘Las edades de la Mujer’, “una obra de Eva Parra que muestra la paradoja que vivimos las mujeres a cualquier edad, que tenemos que lidiar con varios frentes a la vez”.
“Un espacio importante tendrá la presentación de la propia Red de Economía Feminista, de sus objetivos, sus principios, y un decálogo de 10 puntos básicos con los que se recoge qué significa la economía feminista y que también presentaremos en la Jornada Estatal de Economía Feminista se celebrará en Madrid el próximo 7 de octubre”.
La Feria es uno de los proyectos del Mercado Social de Madrid (MES), una de las expresiones más novedosas, con mayor visibilidad y potencia de este entorno, que además se constituyó como sociedad cooperativa el pasado diciembre.
El Programa (casi) definitivos es el siguiente (descripción y horarios de actividades por espacios)Auditorio Casa del Reloj (Planta baja)
Sábado 23 de septiembre
11:00-11:30 Presentación de la Feria 2017 y de la Red de Economía Feminista.
12:00-14:00 Mesa inaugural Municipalismo, Economía social y Economía Feminista.
16:30-17:30 Micro-presentaciones de empresas de mujeres en la Economía Social y Solidaria de Madrid. Un espacio para conocernos mostrando lo qué hacemos y para ver juntas cómo abordamos desde la perspectiva feminista diferentes retos. Organiza: Comisión de feminismos de REAS.
17:30-19:00 La promoción de la Economía Social y Solidaria en la Ciudad de Madrid. Con la presencia del Delegado de Economía y Hacienda y Carlos Sánchez Mato. Entre otros contenidos se presentará el borrador de Estrategia municipal de ESS y se resolverán dudas sobre la Convocatorias públicas para la concesión de ayudas económicas dirigidas a la mejora de la financiación de las entidades de economía social y de las ayudas para la promoción y desarrollo de la economía social
19:00—20:00 Taller sobre economía solidaria, feminismos y otros palabros. Se trata de un taller dinámico, divertido y distendido para trabajar conceptos básicos como economía social, solidaria y feminismo. Un taller para gente profana en el tema, para perderle el miedo a estos palabros, para superar mitos. Organizan: Marta de Pandora Mirabilia y Pilar Barriuso.
20:00-21:00 Monólogo feminista: Las edades de la Mujer. Por Eva Parra. Organiza: Red de Economía Feminista.
Domingo 24 de septiembre
11:00-12:00 Cuenta cuentos que alimentan otros modelos. Presentación teatralizada de tres cuentos audiovisuales de animación sobre agricultura ecológica y comercio local dirigida a los más pequeños. Organiza: FUHEM y Garúa.
12:00-13:00 Tejiendo futuro: De la oveja a la madeja. Presentación de las problemáticas y posibles soluciones vinculadas a la lana de nuestro territorio. Recorrido que hace la fibra desde el campo a la prenda. Claves para su éxito en el siglo XXI dentro del marco de la economía del bien común, así como motor de desarrollo rural. Organiza: DLana
13:00-14:00 Cambio climático: conflictos y retos para una nueva era. Mesa redonda con personas expertas y activistas que analizarán cómo el poder corporativo y militar está moldeando un mundo de privilegiados y desposeídos. Organiza: FUHEM y Ecologistas en acción.
Espacio terrario de Matadero
Sábado 23 de septiembre
12:00-13:00 Empleo colectivo en los barrios. Toca repartir, para emprender, para arriesgar, para crecer. Promover las posibilidades del empleo colectivo como generador de desarrollo local, dar a conocer las prestaciones y servicios de las empresas cooperativas en los barrios y presentación del Grupo Cooperativo G-KOOP de Vallecas. Organiza: Fam y lias recursos para la diversidad.
13:00-14:00 Herramientas participativas y de software libre para gestionar tu entidad y tus proyectos. Taller participativo para responder a cuestiones como ¿Qué herramientas tecnológicas de software libre tenemos? ¿Qué dinámicas participativas podemos usar? ¿Por qué usar este tipo de tecnologías de S.L.? ¿Cuáles son las posibles dificultades? Organiza: Librebits y Transformando.
16-16.20 Acercamiento a la realidad de las cooperativas. Breve presentación del anuario estadístico sobre cooperativas de trabajo. Organiza: Cooperama.
16.20-17.00. Las Ayudas Ayuntamiento de Madrid a la Economía Social. Varias personas que han solicitado estas ayudas en esta y la anterior convocatoria, nos contarán su experiencia, los principales problemas encontrados, cosas que hay que tener en cuenta y trucos para no fallar en la presentación. Organiza: Cooperama.
17:00-18:00 Canvas feminista: Herramienta para construir un proyecto con perspectiva social, solidaria y feminista. El objetivo es dotarnos como sector de herramientas propias de trabajo para el desarrollo y planificación de los proyectos de emprendimiento que incorporen la mirada feminista, social y solidaria. Organiza: Economistas sin Fronteras.
18:00-19:00 Consejos y herramientas para la gestión económico financiera. Veremos las diferentes tipologías de financiación en las organizaciones (propia y ajena) a corto y largo plazo y explicaremos los productos y servicios bancarios existentes en la banca ética. Además de consejos sobre cómo solicitar financiación, qué momento es adecuado para endeudarse o a qué aspectos hay que prestar atención en los estados financieros para una buena gestión. Organiza: Fiare Banca Etica, Coop57, Oikocredit, SERYES, JAK.
19:00-20:00 ¿Que figuras legales son más adecuadas para mi proyecto de Economía Social y Solidaría? Elegir una figura legal requiere muchos criterios a considerar. Las repercusiones varían según el enfoque sea a corto o largo plazo. Responderemos a preguntas como: ¿qué puede hacer una entidad que quiera generar entidades y mantener algún vínculo con ellas?, ¿qué puedo hacer si estoy sola/o?, ¿qué es más conveniente ante los financiadores?, ¿cómo cumplir los criterios de la Economía Solidaría? y etc. Organiza: Transformando.
Domingo 24 de septiembre
11:00-12:00 Robots, Renta Básica, cuidados y ecología. El trabajo de las próximas décadas. Abrimos el primer debate en el marco de Quorum Global. Esta iniciativa abierta reúne a distintas organizaciones y perspectivas sociales (ecología, Derechos Humanos, economía social, feminismos, desarrollo...) que quieren trascender sus propios análisis y conectar sus estrategias y propuestas. Organiza: Coordinadora de ONG de Desarrollo, Economistas sin Fronteras, Foro de Transiciones y Foro de Economía Progresista.
12:00-14:00 Ciudad Común: construye tu ciudad ecofeminista. Con Yayo Herrero. Organiza: Tangente.
16:30-18:00 "Encuentro Riccap: Comunicación y contrapoder en España: diagnóstico y alternativas". Conferencias: "El nuevo sistema de medios: del buen periodismo al mal modelo de negocio y viceversa" (Eduardo Fco. Rodríguez, Universidad Carlos III de Madrid", "El Tercer Sector de la Comunicación en el contexto español" (Alejandro Barranquero, UC3M), "Un acercamiento al sector emergente de los medios cooperativos" (María Sánchez Moncada, UC3M)
Este panel tiene por objeto problematizar el sistema de medios en España a partir de distintos acercamientos críticos a su triple estructura pública, privada-comercial y comunitaria. En particular, nos interesa explorar cuáles los rasgos constitutivos del entramado mediático y cómo estos contribuyen a que muchos de los medios se alejen de su función de servicio público y fortalecimiento democrático. En contraste, se propone interpretar el contexto de los medios alternativos, comunitarios, libres y alternativos como espacios de contrapoder y abiertos a la intervención de la ciudadanía. Organiza: RICCAP (Red de Investigación en Comunicación Comunitaria, Alternativa y Participativa): http://www.riccap.org/es/
18:00-19:00 Cosiendo el paro. Un proyecto de inserción social que apoya colectivos de personas en riesgo de exclusión social. La asociación Cosiendo el paro contará su experiencia para que pueda ser replicada en otros lugares o generar un trabajo en red. Organiza: Zapatelas. Cosiendo el Paro
Auditorio de la casa del Reloj (2º planta): Hall auditorio, sala Teatro y sala gimnasio. Habrá también actividades en la calle y en la barra.
Sábado 23 de septiembre
Hall auditorio
12:00-13:00 La participación desde los márgenes. Estrategias para hacer frente a la multidiscriminación e interseccionalidad. Taller en el que se trabajarán las claves para promover la participación, incrementar la autonomía y la autodeterminación, así como la organización de la acción colectiva de colectivos tradicionalmente excluidos. Organiza: Andecha. SE CAE. Meter Ecooo
13:00-14:00 Seguros éticos: Otra forma de entender el negocio de los seguros. Asegurando a las cosas y personas con valores. Organiza: Seryes.
16:30-17:00 Espanica: 20 años de economía social y solidaria. Se expondrá el origen en Nicaragua de esta cooperativa hispano-nicaragüense y el desarrollo del proyecto en el Estado Español, el desarrollo de un modelo de comercialización y la incorporación de Entidades de la Economía Social y Solidaria como: SODEPAZ, OCSI, AUTONOMÍA SUR y las cooperativas JIGÜINA y CANTAGALLO de Nicaragua. Organiza: Espanica
17:00-18:00 Tóxicos en tu piel: La amenaza de los cosméticos. ¿Hasta qué punto es importante la piel a nivel físico, psicológico, social? ¿Por qué hoy más que nunca, en época de Trump o de Le Pen, es importante entender su funcionamiento para no caer en prejuicios que nos separan? La piel nos envía respuestas a estas preguntas todos los días y tenemos que saber entenderla, cuidarla y dejar de usar productos cuya toxicidad ahoga estos mensajes. Organiza: Caraguapa ONG.
18:00-19:00 Cuenta contigo y conócete a través del movimiento. Taller de refuerzo de la autoestima. Organiza: Lugares comunes.
19:00-20:00 Viajes Solidarios ¡Únete al turismo responsable! Charla sobre el turismo responsable y cómo con pequeños actos puedes contribuir al desarrollo tanto económico como social o la protección de culturas. Organiza: Viajes Tumaini.
Sala Teatro
11:30-15:00 Para una contratación pública responsable: Taller sobre experiencias de participación en los procesos de contratación pública por parte de entidades de la Economía Social y Solidaria y Organismos Públicos de Madrid". Desde la Economía Social y Solidaria reivindicamos que las compras y contrataciones públicas deben integrar y ser coherentes con las políticas públicas que promueven la equidad social, el trabajo digno, la sostenibilidad medioambiental y la cooperación y solidaridad con otros países. Organiza: REAS en el marco del Curso que ha organizado de Experto/a en Contratación Pública Responsable. *Descanso de 13:00 a 13:30 h.
16:30-18:00 Formación en gestión de empresas de la Economía Social y Solidaria: Presentación del postgrado de la UCM que inicia este curso su segunda edición. Este máster surge para dar apoyo y acompañamiento a un nuevo tejido productivo que está en auge en la Comunidad de Madrid. Incluye formación en consumo alternativo.
18:00-19:00 Bordando la economía social (II). Entrelazando iniciativas de la ESYS. Actividad dinámica que permitirá ir poniendo en contacto a las diferentes organizaciones y actividades de la economía social. Descubrirnos y reconocernos es el punto de partida para seguir cocreando nuevos escenarios. Organiza: Aldea Social
19:00-20:00 Otra forma de consumir es posible, te contamos cómo. El Mercado Social de Madrid es una red de producción, distribución y… consumo. Crecemos cada día en número de entidades (ya somos más de 150!) pero lo cierto es que todavía nos queda reforzar nuestra parte consumidora. En esta dinámica, moderada por miembros del consejo rector del MES, tomaremos un momento para reflexionar sobre el tema. Presentaremos el estado actual del consumo en el MES, exploraremos el papel de las socias consumidoras y debatiremos juntas sobre las ventajas, los obstáculos y los retos que nos quedan por delante. Organiza: REAS
Sala gimnasio
12:30-13:00 Ecotupper: aprende a leer las etiquetas de tus cosméticos. Organiza: EcoEko.
13:00-14:00 Barrios por el Comercio Justo. Organiza: IDEAS
17:00-17:30 Teatro encuentro: ¿Me permitirías actuar para ti? Una experiencia íntima y a la vez reveladora, en la que el espectador tiene la oportunidad de abrirse y contar sus experiencias en relación al tema tratado. Organiza: La rueda teatro social.
17:30-18:00 Cohousing en Madrid. Una intervención en torno a la arquitectura, la sostenibilidad y la construcción de comunidad. Presentación del primer Cohousing ecológico en Derecho de Uso en Madrid para el que se está desarrollando un proceso de codiseño de un edificio. La oficina de arquitectura sAtt conecta la innovación social a los procesos de participación para el diseño de los nuevos edificios de viviendas de Cohousing a través de la hibridación del espacio digital y del presencial. La presentación tiene como objetivo abrir un espacio de debate en torno a los espacios de oficina y de retail (venta al detalle) ecológico; y cómo podemos implementar acciones que refuercen los valores de las marcas. Organiza: sAtt Arquitectura abierta
18:00-19:00 ¿Cómo nos informamos? Una mirada crítica al consumo de información. Un debate en torno a qué grandes grupos dominan el mundo de la comunicación, el papel de las redes sociales y qué podemos hacer para informarnos mejor. Organiza: El Salmón Contracorriente, El Salto, No les creas.
19:00-20:00 Viviendas colaborativas para envejecer con autonomía. El modelo residencial conocido en otros países como "cohousing" (viviendas colaborativas) se basa en la autopromoción, codiseño y autogestión de comunidades de personas que colaboran para desarrollar sus respectivos proyectos vitales. En la etapa de mayor se ha revelado especialmente adecuado por cuanto consituye un entorno resiliente, capaz de adaptarse a las diversas necesidades de cada persona en cada momento. Incluso en situaciones de dependencia la red de apoyo social, la realización de actividades significativas y la plena participación en la comunidad sirve para envejecer con autonomía personal y dignidad. Organiza: Asociación Jubilares.
Calle
19.00-20.00. Bordando la economía social (I) Entrelazando iniciativas de la economía social. Devolución de la dinámica colaborativa para entrelazar iniciativas de la economía social con propuestas, ideas, necesidades y contactos de las redes. Organiza: Aldea Social.
Dos veces al día. Sin principios al pr€cipicio: El juego del Balance Social. Divertirnos y jugar, es la invitación que hace la Comisión Balance Social para conocer los valores y principios en los que se basa la Economía Social y Solidaria y las fortalezas de esa gran herramienta del Mercado de la Economía Social de Madrid: ¡El Balance Social! Organiza: Comisión Balance Social
Hall auditorio 11:00-12:00 Taller de Factura y Ahorro Energético en el hogar. Trataremos de explicar de manera clara y sencilla cuales son los conceptos que aparecen en la Factura energética y de qué manera podemos reducir el coste de ésta, trataremos de enseñar algunos trucos básicos para poder ahorrar en el consumo de energía en nuestro domicilio. Organiza: SomEnergía.
12:00-13:00 Taller conjunto de Finanzas y Seguros éticos. Organiza: SERYES, FIARE, COOP57.
13:00-14:00 ¿Podemos comunicarnos mejor en pareja? En este taller trataremos de dar respuesta a esta pregunta, haciendo un breve repaso a los diferentes modos de comunicación, las situaciones que los suscitan y los sesgos que aparecen. Todo ello encuadrado desde una perspectiva de género. Organiza: Idealoga Psicología. Impartido por Jacobo Blanco e Isabel Trasobares.
Domingo 24 de septiembre
Sala Teatro
11:00-12:00 Taller: Tu tiempo por mi talento. ¿Cómo funcionan los bancos del tiempo? Este taller trata de acercar a los participantes al concepto de monedas sociales y cómo se puede montar cadenas de consumo más justo y solidario en nuestros barrios y comunidades. Organiza: Asociación de Tecnología e Innovación social.
12:00-13:00 Sé agente de transformación mientras llamas y navegas Las personas como consumidoras tenemos en elevado potencial de transformación. Conoce Somos Conexión, una opción de consumo transformador para cubrir nuestras necesidades de telefonía y conexión internet. Organiza: Somos Conexión
13:00-14:00 Taller de experiencias de la Economía Social y Solidaria. Organiza: MARES servicios específicos
Sala gimnasio 11:30-12:00 Economía del Bien Común, un modelo económico alternativo, sostenible para las organizaciones del siglo XXI. El modelo económico actual no está dando una respuesta satisfactoria a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El Producto Interior Bruto de un país o el Balance Financiero de una organización, son indicadores que no nos aportan información sobre las buenas prácticas laborales, sociales o ambientales que realizan. Necesitamos medir también el "Producto del Bien Común" y el "Balance del Bien Común", para tener en cuenta además del beneficio económico, el beneficio social y ambiental de los productos y servicios que consumimos. La Economía del Bien Común, es un modelo alternativo que nos da una respuesta efectiva y real a todo ello. Ha llegado ya el momento de pasar a la acción, de poner en marcha acciones concretas y utilizar herramientas que nos lleven a ese escenario de progreso y bienestar para nuestras generaciones venideras. Organiza: Economía del Bien Común.
12:00-13:00 Toda la información que necesitas acerca de la subvención a las aportaciones al capital social de cooperativas y sociedades laborales 2017. Organiza: Puntos de información y asesoramiento de iniciativas locales de economía social y solidaria REAS Madrid
13:00-14:00 Celebración del Día europeo de las Comunidades Sostenibles. Organiza: Altekio.
Calle
Dos veces al día. Sin principios al pr€cipicio: El juego del Balance Social. Divertirnos y jugar, es la invitación que hace la Comisión Balance Social para conocer los valores y principios en los que se basa la Economía Social y Solidaria y las fortalezas de esa gran herramienta del Mercado de la Economía Social de Madrid: ¡El Balance Social! Organiza: Comisión Balance Social
Espacio Plató de Matadero
Sábado 23 de septiembre
13:00-14:00 Aprender a cuidar un planeta en crisis. Coloquio sobre la importancia de introducir temas ecosociales en el currículo escolar. La experiencia de los centros educativos de FUHEM. Organiza: FUHEM y Garúa.
16:30-18:00 Documental: España Contracorriente. Antes y durante la crisis económica en España nacen diferentes proyectos e iniciativas alternativas en áreas como las finanzas, política, comercio, servicios básicos o comunicación que creen que el cambio es posible desde abajo. Organiza: Coop57.
18:00-19:00 Capitalismo y terror: El retorno de los monstruos. Se proyectarán imágenes reales y ficticias del imaginario monstruoso capitalista. Analizaremos cómo el capitalismo crea cada vez monstruos más putrefactos, a través de un repaso de las representaciones estéticas de los monstruos contemporáneos, de la mano de Julio Díaz y Carolina Meloni, autores del libro Abecedario Zombi. La noche del capitalismo viviente. Organiza: El Salmón Contracorriente.
19:00-20:00 Nuevos sistemas agroalimentarios en el marco del Pacto de Milán. Formación para la ciudadanía del Pacto de Milán, el primer protocolo internacional en materia alimentaria que se realiza a nivel municipal. Organiza: Asociación de Economías Bioregionales.
Domingo 24 de septiembre
11:00-12:00 ¡¡No solo de verano vive la huerta!! Taller en el que se explicarán los cultivos de otoño e invierno para la huerta en casa y se realizará un semillero de otoño para llevar. Organiza: Germinando.
12:00-14:30 Taller de autodefensa feminista: una herramienta de empoderamiento para mujeres. Habrá una primera parte del taller centrada en las prácticas de cuerpo para después ver las distintas formas que existen para hacer sostenible esta actividad, ya sea a través de la autogestión, los gimnasios que ofrecen “Defensa Femenina” o el autoempleo en el marco de la Economía Social y Solidaria. Organiza: Asociación Otro tiempo.
17:00-18:00 Café con MARES de Madrid. Presentación de MARES, proyecto de transformación urbana y creación de empleo a través de la Economía Social y Solidaria. Una experiencia innovadora en torno a la movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados. Presenta: MARES.
18:00-19:00 Con los pies en el suelo. Porque sin suelo no hay vida. El suelo es el hábitat donde todos los seres vivos de la tierra nos desarrollamos junto con la atmósfera y el agua, dónde tienen lugar los ciclos bio-geoquímicos más importantes para la vida. Nos alimentamos indirectamente de él, pues los alimentos son producidos en nuestros suelos, de ahí la importancia de unas políticas agrícolas enfocadas en la preservación de los ecosistemas agrícolas. Además, los suelos son sometidos a diversas amenazas: deforestación paulatina, contaminación, extracción de recursos mineros, sellado para urbanismo, etc. Organiza: Ecologistas en acción
Zona acotada en LA CALLE
Sábado 23 de septiembre
12:00-13:00 Taller de chapas recicladas. Consiste en hacer chapas con elementos reciclados. Organiza: Asociación Apoyo.
13:00-14:00 Teatro para la infancia. Obra de títeres y actores "La Luna es un globo" basada en la obra de Gloria Fuertes. Organiza: Sol y Tierra.
16:30-18:00 Danza, juega y canta: Vivir aprendiendo, aprendiendo a vivir. Organiza: Festivalia.
18:00-19:00 Pequeños Crocheteros. Para que los más pequeños puedan disfrutar de esta fantástica afición que es el crochet o ganchillo, 100% creativa y relajante, aportando grandes beneficios a su desarrollo intelectual. Organiza: Lucía de Gustín.
Domingo 24 de septiembre
11:30-12:30 Trae tu camiseta y la pintamos. Customización de camisetas blancas con tintes ecológicos. Organiza: Uhaina Surf & Art / Nora Cucurull.
12:30-13:30 Jugando por el mundo: taller de recuperación de juegos tradicionales de distintas partes del mundo. Organiza: Asociación Apoyo
13:30-14:30 Para gustos los colores. Cuentacuentos y taller alrededor de los colores de María Girola.
16:30-17:00 Muchas poco hacen mucho: Obra de teatro social. Creada por la ONG Medicus Mundi y la escritora navarra, Maite Pérez Larumbe. Interpretada por el grupo de teatro "No time".
17:00-18:00 Un cuento propio: Historias para escuchar, heroínas por descubrir. Audiocuentos infantiles que ficcionan la vida de mujeres reales. Proyecto cultural- educativo creado por Pandora Mirabilia y Camila Monasterio de la cooperativa Biodiversia.
Escenario exterior
Sábado 23 de septiembre
13:00-14:30 Carne Cruda en la Feria. Programa de radio de opinión satírica, presentado y dirigido por Javier Gallego «Crudo». ’
17:00-18:00 Teatro Foro. En torno a los gurús y las luchas de poder a nivel interno en proyectos de construcción colectiva. Organiza: Tr3s Social.
18:00-19:00 Concierto de EMI Rap. Del rap protesta al rap propuesta. Rap feminista, animalista, contracultura.
19:00-20:00 Concierto Clara Collantes. Organiza: Mujeres de la Industria de la Música. Proyecto que nace con el objetivo principal de visibilizar y combatir las dinámicas machistas en el sector musical para alcanzar un escenario de equidad en el que el género no limite las oportunidades, ni los roles a interpretar y no condicione la respuesta del público.
20:00-22:00 Sesión DJ con Sonidero Mandril.
Domingo 24 de septiembre
11:00-15:00 Programación de radios comunitarias en directo.
18:00-19:00 Concierto de Juanjo Anaya “La memoria necesaria”.
19:00-20:00 Concierto de Sole de Le Parody. Organiza: MIM, Mujeres de la Industria de la Música. Proyecto que nace con el objetivo principal de visibilizar y combatir las dinámicas machistas en el sector musical para alcanzar un escenario de equidad en el que el género no limite las oportunidades, ni los roles a interpretar y no condicione la respuesta del público.
Fuente: http://amecopress.net/spip.php?article16337